Tips para que las empresas aprovechen el Big Data.

analyticsLa semana pasada publicamos un post en el que comentamos un estudio sobre la efectividad de la visualización de datos en la presentación de la información y como los formatos visuales son esenciales a la hora de trabajar con datos, continuando en ese sentido esta semana comentaremos dos estudios de reciente publicación sobre otro de los ejes de trabajo de GDOSB, el uso de datos para la toma de decisiones en la empresa.

El primero de ellos fue publicado por PwC bajo el título “Seizing the Information advantage” y es un estudio en profundidad sobre el valor que las empresas dan a los datos que recolectan, partiendo de la hipótesis que las organizaciones han alcanzado en la recolección de datos de sus clientes e inclusive empiezan a integrar profesionales específicamente para la organización de esa información, pero que aún hay precariedad en extraer todo su valor potencial.

Tras entrevistar a mas de 1800 líderes de los negocios alrededor del mundo concluyeron que un porcentaje muy bajo de ellos puede dimensionar en realidad el potencial del bigdata que posee su compañía, lo que atribuyen a tres faltas en general: falta de habilidades o competencias, capacidad tecnológica, y necesidad de un cambio cultural dentro de la organización. Sugiriendo por último que la recolección y organización de datos está quedando en manos de profesionales de IT que son buenos manejando la parte técnica de la información, pero las empresas no han sabido dar el paso que saque esos datos de oficina de IT y de acceso a la información a profesionales de otras áreas que puedan interpretar y analizar la información de acuerdo a los objetivos de la empresa.

Como conclusiones de este estudio encontramos las siguientes sugerencias para que una empresa pueda aprovechar la explosión del bigdata y la información que con seguridad ya tiene en sus oficinas:

  • Contar con una estructura interna en la empresa para manejar los datos, lo que implica un profesional sénior que lidere el proceso de forma trasversal desde el área de IT hasta los empleados que usaran la información.
  • Dar el valor que merece a los datos y crear una cultura de toma de decisiones basada en información.
  • Fomentar los mecanismo y la cultura de protección de la información pero sin descuidar que las personas a su cargo puedan acceder a ella fácilmente.
  • Superar el uso de hojas de cálculo para almacenar datos, fomentar el uso de visualizaciones de datos, y el análisis de los mismos para sacar el máximo provecho de ellos.
  • Realizar un análisis de datos ajustado a las estrategias de la empresa, saber qué se busca en la información, saber cómo buscar esa información dentro del universo de datos y poder ligar esos hallazgos a sus Indicadores Clave de Seguimiento (KPI)

El segundo estudio al que nos referimos fue publicado por KPMG y estudió el comportamiento mil cien líderes de los negocios en cincuenta países, curiosamente la muestra del estudio no solo es similar sino que las conclusiones arrojan el mismo resultado, lo que viene a comprobar que los líderes de negocios aún tiene que avanzar en la mentalidad con la que se están enfrentando al uso del big data para beneficio de su organización.

Lo primero que se comenta es el hallazgo de que las organizaciones aún tiene estructuras de uso de los datos que son ineficientes para la toma de decisiones, de hecho se menciona como una gran cantidad de empresarios siguen tomando decisiones de negocios basados en su intuición, mientras que en los discos duros de su empresa reposa la información necesaria para tomar decisiones con mayor certeza, aumentando el riesgo.

Las conclusiones de este estudio piden enfocarse en tres áreas específicas:

  • Establecer la estructura interna correcta para el uso de datos
    • Es importante solo recolectar información que sea relevante y establecer los indicadores indicados para mejorar el desempeño de la empresa.
    • Ser estricto en la calidad de la información, solo usar información de fuentes confiables y evitar que esta se contamine en su procesamiento.
  • Estructurar una cadena de circulación de la información que sea eficiente
    • El equipo de trabajo debe estar en capacidad de acceder a información consistente, controlada, relevante y completa, dentro de un proceso equilibrado de costo-eficiencia.
    • El éxito en la toma de decisiones depende en gran medida de la capacidad de mantener una estructura de circulación de la información que sea efectivo y eficiente.
  • Empoderar a los empleados para colaborar con la eficiencia del negocio.
    • Una meta es mejorar la velocidad y calidad en la toma de decisiones, que ofrezcan a la organización una ventaja competitiva.
    • La base para mejorar el comportamiento de la empresa implica confiar en las habilidades de los profesionales, y sumado a esto proveerlos con la tecnología apropiada para que puedan acceder a la información y realizar su trabajo de forma adecuada.