Retos para el open data electoral: veracidad, pertinencia y oportunidad

Businessman in the office flat illustrationLa semana pasada entró en vigencia la ley de garantías, una de las medidas para la transparencia y la referencia para entender que ya entramos oficialmente en la recta electoral por las treinta y dos gobernaciones y más de mil alcaldías y concejos en Colombia. Los avances en transparencia electoral de los recientes años son evidentes y claro no faltará quien aún critique los efectos de las medidas adoptadas, pero es innegable que vamos por un mejor camino.

En GDOSB aludimos con frecuencia a la ley de transparencia y acceso a la información pública, que para el caso electoral contiene lineamientos que son un reto para estas elecciones, la inclusión de los partidos políticos en el marco de la ley, por ser estos entidades privadas con una vocación pública, da herramientas a la ciudadanía para controlar la financiación de las campañas de mano de la organización electoral.

Ya en elecciones anteriores el Consejo Nacional Electoral y la Registraduría (en compañía de organizaciones del tercer sector) han realizado un trabajo juicioso en materia de datos abiertos de la financiación de campañas, a través del portal cuentas claras, donde se pueden consultar de forma gratuita, y cumpliendo todos los requisitos legales del gobierno abierto (ver infografía al respecto) las hojas de contabilidad de las campañas políticas.

Ya en el pasado trabajamos con base a estos datasets para apoyar uno de los servicios de GDOSB, que es la creación de modelos de predicción y decisión basados en información, resultado de lo cual publicamos un ebook (que pueden descargar de forma gratuita acá) en ese momento la información, aunque completa, presentaba algunas dificultades para su procesamiento, y en recientes revisiones al portal cuentas claras identificamos que ha habido avances para pulir esas falencias, por lo mismo en este post queremos llamar la atención sobre tres condiciones, adicionales a las de ley, que consideramos esenciales en la apertura de datos: veracidad, pertinencia y oportunidad.

Veracidad: sobre esta la ley es un gran apoyo pues quien consigne información falsa en documentos públicos se atiene a las sanciones legales, sin embargo vale siempre recalcar a los partidos y candidatos la necesidad de cumplir esta condición y mas allá de eso llamar la atención sobre la importancia de iniciativas privadas, del tercer sector y de cualquier ciudadano (a las que GDOSB se suma) para ser veedores activos y críticos sobre la información que se libere.

Esta condición es esencial para la transparencia del proceso, para las garantías democráticas y como parte de nuestro trabajo que consiste en dar un valor agregado a los datos bien sea en la creación de modelos (como el caso ya mencionado) o en la creación de infografías y el desarrollo de aplicaciones móviles.

Pertinencia: es esencial que los datos liberados por las campañas sean pertinentes, en el sentido de facilitar de forma organizada y clara a quien los consulte fuentes de financiación según su proveniencia, monto y vínculo con lo público. Hay que buscar el equilibrio que demanda la información completa, pues con un solo candidato que deje de entregar información, la oculte o consigne datos incompletos se vicia todo el proceso de transparencia, pero del mismo modo aquel candidato que consigne información poco pertinente y ofrezca una avalancha de datos entre los cuales se oculte lo realmente importante, entorpece el proceso pues hace mas difícil el procesamiento de información.

De ese modo toda la información debe ser pertinente para que cualquier ciudadano u organización pueda reutilizar la información a partir de los archivos tal cual le fueron entregados, no se vale pecar ni por escasez ni por exceso.

Oportunidad: por ultimo una condición en la que hay que hacer especial énfasis, si bien los datos del pasado son útiles en el análisis y son insumo esencial para la prospectiva, en el caso de las elecciones la información debe liberarse de forma oportuna y ser actualizada frecuentemente por las campañas antes, durante e inmediatamente después de la elección, ya que con el tiempo dicha información irá perdiendo valor para la transparencia y conservará solo su valor académico.

Contar con información oportuna es esencial para ejercer todas las actividades que venimos mencionando: fiscalizar, controlar, analizar y estudiar. Es claro que hay avances grandes en acceso a la información pública, pero uno de los dedos en la llaga que hemos puesto desde GDOSB es la baja tasa de reutilización de datos y la falta de más iniciativas que añadan valor a los datos de gobierno, y contar con datos oportunos es necesario para generar interés en la ciudadanía y para poder elaborar productos actualizados que den impulso a los mercados de información en Colombia.