Organización del Estado, Acceso a la Información y Datos Abiertos.

tumblr_inline_mxvuqokCWW1rwdntn Resulta un lugar común de cualquier Estado decir que el mismo “está en crisis”. No obstante, hechos recientes en Colombia demuestran que muchos sectores realmente se encuentran pasando por el peor de sus momentos, que han forzado a una revisión de muchas de nuestras instituciones oficiales y plantear una urgente reestructura de poderes o, como es conocida: “la reforma al equilibrio de poderes”, que ha sido ampliamente debatida, a favor y en contra, por el gobierno, la rama judicial, por supuesto el Congreso -que es donde se tramita-, la prensa, o la academia misma, lo que ha hecho que en determinadas esferas este tema se haya debatido de manera sesuda y profunda.

Por esto se echa de menos una participación ciudadana más activa frente a este tema, pues hasta ahora ha sido mínima y solo se ve expresada cuando nos toca directamente, tal como sucede en los paros de distintos sectores importantes para el país como el de los campesinos, educadores y, más en concreto, dentro de la rama judicial. Los motivos por los cuales la participación ciudadana en este tema es tan precaria se puede explicar desde diversos ángulos; por ejemplo, si bien los medios han informado sobre el asunto, el mismo no ocupa tanto la atención como la información de los llamados “delitos de alto impacto” como lo son la inseguridad en las ciudades, las masacres o demás actos de violencia en la zona rural del país, los delitos sexuales, entre otros; aparte, parece existir por parte de los medios tradicionales de prensa escrita, radio y televisión[1] lo que se conoce como framing[2] y priming, que genera la parcialización hacia determinado punto de vista. Otro aspecto puede referirse a lo “técnico” de la información: el tema requiere un conocimiento, al menos básico, de cómo funciona nuestro Estado para poder entender lo que pasa, pero este conocimiento no lo tiene todo el mundo y, anudado al punto anterior, no hay muchas herramientas -y al parecer tampoco interés- en ir más allá y enterarse de lo que pasa. Por otro lado, a determinados sectores no les interesa que la gente se informe, y menos en cuestiones que tocan temas como el presupuesto, para tener un campo de acción más libre para poder ejecutar actos de corrupción.

La pregunta que queda por hacerse es: ¿cómo hacer que la ciudadanía participe activamente en los temas de Estado que le competen plenamente?, sin duda un primer paso será lograr establecer puentes entre una información que no genera a priori un sentimiento de preocupación tan grande como lo pueden ser los delitos de alto impacto, pero que igual deben llamar la atención de la ciudadanía. Para lograr esto debemos tener en cuenta las herramientas que tenemos a la mano tales como que ya no solo estamos atados a determinados medios que tienen fijada una agenda de su interés y que el acceso a nuevas fuentes de noticias y a temas como el periodismo digital, que en Colombia viene en constante aumento, puede tener un efecto positivo en la medida en que es posible acceder a más y diverso tipo de información noticiosa, fuentes, opiniones, estudios, etc. Sin embargo, en las condiciones actuales siguen siendo los grandes medios de información los más consultados; aparte, así existan otros medios alternativos de periodismo digital, no significa que los mismos se encuentren libres de problemas como los fenómenos de framing y priming ya citados.

Aparte, se echa de menos un periodismo que tome como insumo fundamental en nuestro país los datos abiertos, pues no existe realmente, con algunas excepciones que aún son muy embrionarias y en algunos casos enfocadas más hacia los datos privados de bolsa como sucede con el diario La República[3], un periodismo omnicomprensivo en Colombia; aunque debemos resaltar que en este país el periodismo digital viene en aumento de su consumo, y que organizaciones como la FLIP en Colombia han avanzado en la construcción de los datos abiertos y acceso a la información enfocada hacia los periodistas. Tampoco atendemos a que este fenómeno viene en constante crecimiento mundial y medios tan prestigiosos como The Guardian, The New York Times o La Nación de Argentina vienen desarrollando este tipo de periodismo con bastante éxito y funcionalidad.

Es acá donde el uso correcto de los datos abiertos resulta como una herramienta bastante útil en el tema de acceso de la información, en particular de temas que tienen que ver con el Estado, como su reorganización, pues los datos abiertos presentan las siguientes ventajas:

  1. Los datos, por su propia definición, son puros. Es decir, carecen de toda interpretación a priori por lo que es el usuario quien tiene acceso a los mismos el que decide, bajo su propio criterio, lo que debe entender. Es el usuario el que a partir de la utilización y consumo de los datos quien produce su propia información.
  2. En virtud de un sistema normativo que se ha desarrollado en nuestro país la publicación de los datos abiertos ha crecido mucho y consultarlos, para el usuario de la Internet, no debería generar ningún problema y sí ayudar al conocimiento directo de cómo funciona el Estado.
  3. Frente a lo que sucede con el periodismo local, todavía falta mucho por hacer en Colombia para afianzar los datos abiertos como verdaderos insumos y fuentes de noticias y para allá se tendrá que avanzar fortaleciendo así el uso de datos abiertos y su importancia. Falta atender más a nuestro propio marco normativo y a las experiencias exitosas de otras latitudes frente al denominado “periodismo de datos” para poder llegar a un control periodístico más imparcial, ganando en veracidad y en credibilidad.
  4. Por otro lado, se recuerda que una de las funciones primordiales de los datos abiertos es la lucha en contra de la corrupción, lo cual ha generado beneficios en diversas latitudes del mundo, por lo que esta herramienta y su adecuado uso puede ser de provecho no solo para aumentar el conocimiento como valor social sino disminuir los casos de corrupción política en materia legislativa.

Los datos abiertos, como bien lo hemos trabajado en GDOSB, son un insumo fundamental para el desarrollo del conocimiento, la información y la reutilización de los mismos en pos de beneficios tangibles, que frente al caso concreto de la crisis institucional del país puede ayudarnos a ejercer una ciudadanía más activa e informada, así como una disminución de la corrupción o de otros actos que vayan en contravía de los intereses de la ciudadanía, lo cual genera beneficios para todos.


 

[1] Cabe acá resaltar que el consumo de estos dos medios sigue siendo bastante fuerte en nuestro país, tal como lo demuestra un estudio realizado por la US Media Consulting y que se puede descargar en el siguiente enlace: http://www.usmediaconsulting.com/es/rs-c/48/evolucion-del-consumo-de-medios-en-colombia.html?src=investigaciones/colombia/&src_t=category, aparte de otros grupos como Mapa de Medios se han dedicado a estudiar la situación de los medios en Colombia (http://www.mediosencolombia.com) .

[2] En este sentido: http://www.semana.com/opinion/articulo/leon-valencia-claudia-gurisatti-rcn/429548-3 . Consultado el día 31 de mayo de 2015.

[3] http://www.larepublica.co/

One thought on “Organización del Estado, Acceso a la Información y Datos Abiertos.

  1. Pingback: GDOSB | Datos Abiertos, Economía Naranja y las Artes.

Comments are closed.