La Revolución de Abdou

AbdouPlaya
España es un país habituado al fenómeno de las migraciones, exporta e importa personas,
y las personas que emigran desde África demasiado a menudo acaban ahogadas en las costas mediterráneas.
Los 14 km que separan los continentes suponen un incentivo, sin duda, para muchísimos hombres y mujeres que se ven obligadas a marchar para poder sobrevivir a los expolios que durante tantos años Europa ha ejercido sobre África, ocasionando múltiples problemas relacionados con la supervivencia y la seguridad.
Desde el otro lado no solo se ha expoliado a un continente entero sino que además se les ha prohibido sobrevivir truncando las opciones de llegar a la Europa de las posibilidades, y ocasionando que pongan en peligro sus propias vidas en un viaje que se convierte en un infierno.

El uso de las redes sociales está cubriendo todos los aspectos de la vida y el fenómeno de la migración no se ha quedado atrás: recientemente se convirtió en viral la historia de un joven llamado Abdou que registró su viaje desde Dakar (Senegal) a Tarifa (España) a través de Instagram, lo que supone una auténtica revolución para la investigación social. Hasta ahora cuando los y las trabajadoras sociales atendían a una persona inmigrante solo contaban con la historia de manera oral, sin más apoyo y con bastante frecuencia sin documento alguno sobre su persona. Pero la historia de Abdou lo cambia todo, especialmente porque muchos sucesos del viaje no solían ser contados, ya que suponen experiencias traumatizantes que nadie quiere recordar.
Los y las profesionales debemos estar a la orden del día para adaptarnos y mejorar nuestras intervenciones con personas que se lo han jugado todo.

La experiencia nos dice que intervenir sobre los efectos es contraproducente así no se entiende que Europa solo quiera resolver la inmigración cuando ese fenómeno es un efecto y no la causa, ni siquiera es el problema principal. El problema principal y las causas residen en los países de origen y si de verdad la inmigración le resulta tan molesta a Europa debería ir pensando en realizar intervenciones reales en los países de origen para acabar con las problemáticas que allí se viven y que obligan a su población a huir, a sobrevivir. Centrarse en proteger sus “fronteras” no va a cambiar nada, lo que nos muestra Abdou en su reportaje es que nada le frena, ni el cansancio, ni el hambre, ni el miedo, ni el sentido común, ni siquiera las fronteras.

Una imagen vale más que mil palabras, y ahí está la clave de porqué la historia de Abdou se ha hecho un espacio en nuestras tranquilas vidas, supone conocer la realidad de estas personas más de cerca, casi sintiéndola; sin duda para aquellas personas con empatía es un llamamiento a pedir un cambio en las políticas migratorias pues cada vez la sensibilidad está ganando terreno en los países de acogida, entre su población, al compartir por las redes sociales noticias y comentarios sobre el Mar Mediterráneo y como se está convirtiendo en un cementerio, en una fosa común, donde yacen los sueños de todas las personas que no consiguieron cruzar.

De los que llegan hay que pensar en cuántos no llegaron y de los que no llegaron cuántos desconocemos, así como ¿hablamos de muertes o de asesinados y asesinadas por las circunstancias que viven en los países de origen y por la comunidad europea que mira hacia otro lado?
En este sentido, hablamos de que más de 2.000 personas han sido asesinadas en el Mediterráneo.

La experiencia de Abdou puede llegar a tener un gran impacto si de manera masiva las personas que inician estos viajes empiezan a registrarlos en directo y llegan a mostrar al mundo todo ese material documentado, ya que podría tener una repercusión mediática como nunca antes se había dado, a través de las redes sociales presionando a los y las dirigentes para que estos tomen medidas y no permitan que sigan muriendo personas.
Sólo hay que imaginarse que empezaran a llegar imágenes de personas en situaciones de desesperación y de peligro que apenas logran sobrevivir o que no lo consiguen, para saber que esas imágenes aterrizarían de lleno en las redes sociales.
Desde GDOSB hemos observado esta historia como La Revolución de Abdou, que anticipa un cambio de paradigma, no solo social sino también investigativo y de impacto.

Esperemos que La Revolución de Abdou sirva para dar un giro a las políticas migratorias y estas sean humanizadas y no solo tengan que ver con reducir y contar números, así de paso los europeos y europeas podrán volver a ganar la dignidad perdida.
AbdouNovia

One thought on “La Revolución de Abdou

  1. Pingback: GDOSB | En situaciones de crisis no todo vale

Comments are closed.