Jon Stewart y el Espejo de la Democracia.

jonstewart

“The major strength of democracy was that every citizen had a voice in goverment. The major weakness of democracy was that every citizen has a voice in the goverment. (…) Democracy proved to be surprinsingly resilent in times of chaos or social change. This helped mask the fact that it didn’t really work that well”.[1]

 

La campaña para la presidencia del 2004 en Estados Unidos fue una de las más agitadas campañas, a nivel mundial, de las que se tengan memoria: se venía de los atentados terroristas conocidos como el 9-11, la invasión de Irak por parte de los norteamericanos, de unas anteriores elecciones presidenciales -las del 2.000- bastante cuestionadas en su legitimidad[2]. En este panorama el programa Crossfire, de la cadena CNN, donde un analista afín al Partido Republicano (Tucker Carlson) y otro afín al Partido Demócrata (Paul Begala) entrevistaron, un 15 de octubre del 2004, a un comediante, políticamente activo, con la esperanza de tener una dosis de humor dentro de un formato serio, lo que no esperaban era encontrarse conque este comediante de entrada les iba a decir, en sus caras, que el formato de su programa “le está haciendo daño a América” y que deberían ir a donde él trabajaba (Comedy Central) donde “la paga no es buena pero al menos puedes dormir por la noche”. Fue el episodio más popular del programa, uno de los primeros vídeos virales de la historia de la Internet, en aquellos tiempos prehistóricos donde no existía YouTube y, eventualmente, el fin de aquel programa.

 

Desde que en 1999 Jon Stewart se hizo cargo de la presentación del The Daily Show, que se transmite por la cadena Comedy Central, hubo una verdadera revolución cultural y política en “la tierra de la libertad”, donde la libertad de expresión es una de las más importantes. El formato no era nuevo, como tampoco lo era el show, ni en Estados Unidos ni en el mundo: noticias y realidad política, económica, social y cultural vista en clave de humor dentro de un clásico formato de noticias; pero Stewart con su espontaneidad, carisma y profunda inteligencia lograron cimentarlo como uno de los opinadores políticos más importantes e influyentes de Estados Unidos.

 

La verdad sea dicha, no solo él era el dueño del programa, pues sus escritores y demás equipo técnico, así como sus periodistas, formaban un equipo excepcional; tanto así que muchos de ellos formaron sus propias carreras exitosas (Steve Carrell, Stephen Colbert, John Oliver, etc.). Sin embargo, Stewart era el director de tan excéntrica orquesta. Un director que logró conmover a su audiencia con su discurso sobre los atentados del 9/11; o poder sentarse y entablar grandes debates con Bill O’Reilly, tal vez el más popular de los opinadores políticos conservadores de norteamérica, haciendo unas charlas realmente hilarantes, o entrevistar premios Nobel como Malala Yousafzai. Pero, en especial, esos brillantes monólogos que hacia a la entrada del programa que podían ir desde el escándalo del fútbol americano conocido como el “deflategate”[3] hasta temas difíciles como la decisión de la Corte Suprema de Justicia sobre el matrimonio igualitario; así como críticas hacia los medios poderosos de comunicación como CNN o FOX News. Lo que fuera que pasara en Estados Unidos y en el mundo, todo era visto desde el ojo irreverente de Stewart.

 

Aunque, por supuesto, no ha estado exento de críticas, como que si bien él mismo se ha declarado de “centro”, lo que le permite juzgar a todos por igual, su afinidad con muchos temas de “la agenda Demócrata” como su visión de los derechos de las minorías, así como su posición frente a las políticas de seguridad norteamericanas pero, sobretodo, su cercanía con el presidente Barack Obama[4], han sido muy cuestionadas por sus opositores, quienes lo señalan como parte de una propaganda política Demócrata. Aparte, muchas veces su sobre el mundo era muy sesgada -problema muy común dentro de los analistas estadounidenses- y llena de prejuicios[5], aunque en el caso de Stewart se recalca que muchas veces fue un incisivo crítico de propuestas migratorias polémicas, como las del precandidato Republicano: Donald Trump. Todo esto ha llamado la atención no solo a un importante público que todas las noches de temporada lo sintonizaban, sino también a quienes se dedican al periodismo y a los estudios socioculturales, quienes entienden muy bien el fenómeno Stewart[6].

 

El 6 de agosto de 2015 se presentó el último episodio de The Daily Show, teniendo a Stewart como presentador. Durante 16 años consecutivos Stewart fue el gran opinador político que aportó una visión diferente de la democracia en Estados Unidos, demostrando que la salud de una democracia se encuentra en el respeto absoluto a quienes son los mayores críticos de quienes detentan el poder, sobretodo si con esa crítica se ganan risas. Lastimosamente, esta premisa no ocurre en todo lugar pues mientras unos se despiden entre aplausos y risas hasta de sus detractores, en otros lugares, estos comediantes que, con su fino humor, nos muestra la realidad de un país, son asesinados por el hecho de pensar diferente y, lo que es más grave, invitar a pensar a los demás.

 


 

[1] The Daily Show with Jon Stewart presents: Earth (The Book). A visitor’s guide to the human race. Grand Central. New York. 2010. Pag. 102.

[2]https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_presidenciales_de_Estados_Unidos_de_2000.

[3] http://www.espn.com.co/news/story/_/id/2278503/nfl-investiga-a-patriots-por-balones-desinflados-en-final-de-la-afc

[4] http://www.rollingstone.com/politics/news/jon-stewart-secretly-visited-barack-obama-in-white-house-20150728

[5] http://thedailyshow.cc.com/videos/7qwmpn/president-evo-morales?videoId=103275

[6] Entre los numerosos artículos escritos sobre el tema se resaltan: http://www.newyorker.com/magazine/2015/08/10/exit-stage-left,

http://www.theatlantic.com/entertainment/archive/2015/02/why-theres-no-conservative-jon-stewart/385480/,

http://www.huffingtonpost.com/entry/jon-stewart_55c371b2e4b0f1cbf1e3dc06?kvcommref=mostpopular,

http://www.bbc.com/culture/story/20150806-how-jon-stewart-changed-the-world, entre otros.