El Negocio de las Aplicaciones.

secret-of-mobile-apps

El mundo de las aplicaciones para teléfonos móviles se ha erigido, en los últimos tiempos, como una de las herramientas del mundo tecnológico más importantes y, por lo mismo, con un potencial de negocio a través de las mismas que parecería ir en aumento. Y es que si nos detenemos a ver sus ventajas, estas son muchas: sirven para todo tipo de negocio que nos propongamos a hacer, son de acceso inmediato, permiten construirse a través de la comunidad, por lo que la relación cliente-desarrollador-negocio, es más directa que en un local físico, etc. Por esto podríamos decir que el negocio puede ser rentable en términos simplistas de “oferta y demanda”.
Pero la cosa no es tan fácil como se puede pensar viendo esto, pues esas mismas ventajas pueden ser la espada de Damocles que pende sobre la cabeza de quienes quieren empezar a potencializar su negocio a través de las aplicaciones móviles, o que quieren basar el mismo sólo en el uso de la aplicación. Ya el famoso estudio de la firma Gartner, del año 2014, que nos dice que a 2017 solo el 0.01% de las aplicaciones móviles serán rentables como negocio debe ponernos en sobre alerta. La gratuidad que prefiere el potencial cliente, que no ve la necesidad de pagar algo –por más barato que esto sea- que puede ser gratis; aparte de que muchas aplicaciones no se desarrollan como negocio, no tanto por la falta de intención de los realizadores sino de no saber cómo hacerlo, son problemas que ayudan a potencializar esta escasez de mercado realmente lucrativo para el mundo de las aplicaciones móviles.
¿Cuál puede ser una salida a esto? Primero, tal como lo recomienda Gartner, es ideal ir más allá de centrarse solo en el desarrollo de la aplicación para el móvil y ampliar el servicio así como la constante innovación empresarial. Por otro lado, también es bueno desarrollar relaciones comerciales para las aplicaciones, es decir, no solo deben estar destinadas a un usuario que solo buscará la gratuidad sino también dar lugar a quien pague por la aplicación, es acá donde los modelos de negocio llamados “freemium” o desarrollar un espacio atractivo para patrocinadores que vean en nuestro producto un lugar donde su pauta pueda ser efectiva, y esto lleva a otro punto relevante como lo es la labor del mercadeo dentro del mundo de las aplicaciones, las cuales hacen un transitar a buen paso de la estricta ingeniería al mercadeo, por lo que hay que ponerse a tono con esto. Por último, nunca hay que desaprovechar las convocatorias, concursos, y demás ofertas que se encuentran online, las cuales muchas veces son patrocinadas hasta por el mismo Estado, como es el caso colombiano de apps.co. Explorando estos caminos podremos tener éxito en desarrollar aplicaciones que llenen nuestros bolsillos no solo con el contenido que hay dentro de nuestros celulares.